Desert days: Paracas y Huacachina.

Este viaje empezó con un ligero retraso de 3 horas *sarcasmo*, la hora de salida se suponía era a las 10 de la mañana, y terminamos saliendo a la 1, eran 6 horas de vuelo por lo que llegamos alrededor de las 7 de la noche a Lima, y ya era de noche, si algo me impresiona es cómo te rinde el día en diferentes lugares del mundo, jaja, normalmente a las 8 de la noche ya estaba en pijama lista para dormir, y en México ni de chiste estoy en pijama a esa hora, pero bueno, me desvié…

Ya teníamos una ruta trazada de los lugares que visitaríamos, e incluso la mayoría de hospedajes ya listos y pagados, llegamos al hotel en el centro de Lima para poder ver lo de los autobuses y cómo trasladarnos de un lugar a otro.

Nuestro primer destino, fuera de Lima, fue Paracas, investigando y marcando a las compañías de autobuses vimos que nos convenía tomar un autobús de Lima a Pisco, y de Pisco a Paracas un taxi.

Nos fuimos con la compañía Soyuz o Perú Bus (www.perubus.com.pe), el boleto sencillo cuesta S/ 34 alrededor de $204 MXN si tomamos 1 nuevo sol en $6 pesos mexicanos, por un viaje de 3 horas y media aproximadamente.

Al salir de caos de la ciudad, empiezas a ver dunas y la playa, el paisaje es súper agradable, el viaje estuvo ligero y además veníamos viendo una película lo que lo hizo aún más.

Al llegar a Pisco, ahí mismo donde te deja el autobús hay taxis, también hay Uber, pero por practicidad y porque ya estábamos ahí tomamos un taxi a Paracas, por S/ 20 nos dejó en Paracas, la distancia es muy corta, son 20 minutos, y aunque la verdad los taxis no son carros tan nuevos, o en sus mejores condiciones físicamente, el chofer fue súper amable, y nos dijo cómo funcionaban los tours en Paracas, y nos dejó en una agencia para ver si queríamos hacer algo desde que llegáramos. Nuestro hotel estaba a la vuelta, Paracas es muy chiquito, pero desde ahí puedes hacer varios tours.

El atractivo principal de Paracas es la Reserva Nacional, y después las Islas Ballestas, al menos a mi parecer, el tour por hacer estas dos más Huacachina, nos costó S/ 130 por persona, $780 MXN, en la mañana hicimos las Islas, a medio día la Reserva Nacional, y en la tarde Huacachina, lo que más les conviene es solamente quedarse una noche en Paracas, porque de Huacachina ya no los regresan a Paracas, y la mayoría se queda una noche en Huacachina o toma un autobús en la noche para salir a otro lado.

Islas Ballestas

El famoso Candelabro es un geoglifo (canales o líneas grabados en roca) que tiene una extensión de 120 metros, se cree que el candelabro de Paracas tiene relación con las líneas y geoglífos de Nazca, la mejor forma de apreciar este geoglifo es desde el mar.
La abundante vida que existe en la bahía de Paracas y las islas se hace posible gracias a las corrientes frías de Humboldt.

Reserva Nacional de Paracas

Playa Roja.
El color rojo de la arena proviene de la ‘granodita rosada’, una roca ígnea.

Huacachina

Aquí, recorrimos las dunas en los tubulares, e hicimos sandboard, y al final vimos el oasis. En los tubulares subíamos y bajábamos dunas muy rápido, estuvo súper padre; después llegamos una parte de las dunas donde haríamos sandboard, ellos te dan las tablas, y te acomodan para lanzarte, la primera estuvo súper light, comparada a las demás, nos lanzamos sentados, yo pensé que nos dejarían ahí por 10 minutos y ya eso sería todo, pero no…

El guía nos habló para que nos tiráramos de otra bajada, que era como 5 veces la anterior, *heart-attack*, pensé en no hacerlo, dije: No, esta ya no la hago, pero llegó mi turno y no podía echarme para atrás, y me aventé, claramente había una última duna mil veces más inclinada y más larga, y en esta dije: Jaaaa, no, no puedo, no lo haré. Y al final, lo terminé haciendo, ¡y qué bueno! Porque de eso se trataba, de disfrutar y atreverte a cosas que nunca pensaste hacer.

Finalizamos viendo el oasis desde una duna, y nos dieron tiempo para las fotos, para después bajarnos en el tubular a donde lo tomamos.

Tomamos un taxi a los autobuses por S/ 15 porque nos llevó a cambiar dinero, y de Ica a Pisco fueron S/ 6 por persona ($36 MXN), en la misma línea que ya habíamos tomado, y de Pisco a Paracas un taxi.

Al día siguiente buscamos transporte, en el siguiente post les cuento toda mi experiencia en Arequipa.

Gracias por leerme.

xx, g.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *