Punta Uva.

Nuestro último destino Costarricense.

Después de pasar 2 noches incómodas en Cahuita, llegamos a Punta Uva, entre Puerto Viejo y Manzanillo.

El hostal donde nos quedamos lo encontramos en Airbnb, era habitación privada y baño compartido, pero a diferencia de Cahuita, este lugar sí estaba “adaptado” a huespedes.

Tomamos un autobús de Cahuita a Punta Uva, y es de la misma compañía que nos llevó desde San José, Autobuses Mepe…

Lo primero que hicimos fue salir a buscar algo de comer… Y para nuestra suerte, caminando no hay nada cerca, lo más cerca es un restaurante muuuuy turístico y caro, así que nos rendimos y fuimos por cervezas a una tiendita que quedaba cerca de la entrada a la playa, y muy cerca de nuestro hostal.

Sin duda, esta fue la playa más bonitaaaa, el agua era transparente y la arena clara, nos sentamos en un árbol frente al mar, y logramos ver un perezoso en un árbol cerquita de dónde estábamos sentados, y no estaba sola, sí, era perezosa, estaba con su bebé :’), no saben la emoción que nos dio poder verla y ver al bebé súper bien porque se movió.

Al día siguiente, rentamos bicis para ir a Puerto Viejo porque necesitábamos ir al cajero, pagamos 3,000 colones por todo el día, y lo mejor fue que las rentamos en dónde nos quedamos…

Son 8 kilómetros de Punta Uva a Puerto Viejo, desayunamos en un lugar con vista a la playa *emoji de carita con corazones*, y así comenzamos nuestro 24 de diciembre… Después, fuimos a la playa de Cocles (4.3 km), dejamos las bicis en un árbol y nadamos un rato, la verdad no tanto porque las olas estaban muyy cañonas, y regresamos de nuevo a Puerto Viejo, estuvimos dando vueltas por el pueblo, y a la orilla de la playa.

13 kilómetros de Puerto Viejo a Manzanillo… Comimos ahí, y después de comer fuimos a ver 3 minutos la playa, literal, porque ya iban a dar las 5 de la tarde, y ya a las 5.30 PM está muy oscuro, y aún teníamos que regresar a Punta Uva, 4.4 kilómetros de regreso… En total anduvimos 34 kilómetros en bicicleta, recorrimos el caribe en bici, y la única foto que tenemos para recordar es de unos monos, sí, monos, jaja, que estaban en los árboles cerca de la carretera, fue de las cosas que más disfruté y que sufrí después, jaja, pero valió la pena cada metro recorrido.

Regresamos al hostal, dejamos las bicis y descansamos…

Al día siguiente, 25 de diciembre, fuimos a buscar algo de comer, y vimos el día que llegamos un restaurante cerca de la playa, nuestra intención era desayunar ahí pero estaba cerrado, y nos nos extrañó por la fecha que era, nos rendimos y regresamos a desayunar al hostal porque tenía cocina y podías preparar lo que quisieras.

Después de un día pesado lo único que queríamos hacer era relajarnos en la playa, en la mañana nadamos un rato, y después regresamos al hostal por las cámaras… Comimos en el restaurante de la playa, y logramos ver a la misma perezosa, en el mismo árbol que la habíamos visto 2 días atrás…

Después de comer caminamos por la playa, para tomar fotos…

El tripie fue un árbol… Jaja.

En esa foto se nota un poco de arena negra, pero no se compara con lo que vimos después…

Se sentía súper liviana y porosa, me encantó la textura.

Y logramos ver mil monos más, jaja.

Y así nos despedimos de Punta Uva.

Nuestro hostal.

Al día siguiente nos levantamos temprano para poder agarrar el autobús a San José, y literal enfrente del hostal tomamos el autobús.

Antes de regresar a Heredia, estuvimos un rato en San José buscando un mercado de artesanías que nos habían recomendado…

El 27 de diciembre, tomamos nuestras maletas y nos fuimos al aeropuerto… Desayunamos ahí, y aún sueño con ese desayuno, gallo pinto y café *emoji de carita de corazones de nuevo, mil veces*. Me arrepiento muchísimo de no haber traído Salsa Lizano para prepararme gallo pinto. Cuando estábamos desayunando me llegó un mail de AeroMéxico que se había retrazado nuestro vuelo, una hora más apróx. Pero recuperó el tiempo perdido, sólo nos hicimos 2 horas y media de vuelo, San José – CDMX.

Y aunque con este destino cerramos nuestro viaje, aún tengo un post más para ustedes de cosas que les recomiendo tener en cuenta si van a viajar al país del Pura Vida.

xx, g.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *