Roadtrip: Oaxaca.

Roadtrip express…

Salimos a las 6 AM de Puebla, a Oaxaca entramos como a las 10:30 AM, pero nuestra primera parada era Teotitlán. (Pasando Oaxaca de Juárez)

Teotitlán del Valle es famoso por su lana, y las artesanías son a base de esta, como sarapes, bufandas, tapetes, y más… Y el color de la lana lo logran con frutas, plantas, parásitos, todos obtenidos naturalmente, e incluso el “jabón” con el que limpian la lana.

La grana cochinilla (Dactylopius coccus) es un insecto parásito del nopal. Del cuerpo disecado de la cochinilla hembra se obtiene el ácido cármico, colorante rojo, y así es como pintan la lana…

Cuando nos dieron la explicación todos creíamos que de la granada se obtenía el rojo, y no, porque realmente todo el color de la granada está en la cáscara y aunque cuando la comemos suele pintar, ese pigmento no es suficiente para colorar la lana con intesidad, la granada en realidad da tonalidades cafés dependiendo del tiempo en que se deje la lana remojada en ella.

Después de ver la demostración y explicación de la lana, regresamos a Oaxaca, y justo cuando llegamos al centro histórico, ¡vimos una boda!

Me encanta como se conservan estas tradiciones y en la actualidad se siguen llevando a cabo.


Después de sorprendernos y deleitarnos con esa tradición de bodas, caminamos hacia el Templo de Santo Domingo de Guzmán, y aunque no pudimos entrar, porque había otra boda, logramos apreciarla por fuera y desde la puerta.

Por recomendación comimos en Expendio Tradición, y estuvo muuuuuy bien, comimos una tlayuda, gorditas, plátanos rellenos de queso, y un guacamole con chapulines que estaba deli, si tienen la oportunidad de ir a este restaurante, ¡háganlo!

Después de comer fuimos a la Biblioteca del Jardín Etnobotánico, #fail. Resulta que sólo puedes dar el recorrido con un guía, y sólo hay 3 ó 4 recorridos al día, los de la tarde eran a la 1 PM (Que ya había pasado) y el de las 5 PM (Que era la hora en que nos ibamos), :-(. La entrada cuesta $100 MXN, pero para estudiantes nacionales tiene el 50% de descuento con credencial vigente, obvio.

Así que después de ese fail, obviamente teníamos que ir al mercado por tasajo, chapulines y sal de gusano de maguey, y aprovechando tomamos agua de horchata con tuna, nuez y melón.

Como última parada teníamos que ir por chocolate Mayordomo, yo no soy fan del chocolate, para que un chocolate me guste tiene que ser muuuy bueno, y lo este lo es.

Pero entre corridas con kilos de tasajo en la bolsa hicimos una parada para las fotos, no podía faltar.

Además les grabé un poco de éste roadtrip express…

Gracias por leerme,

xx, g.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *